Tag Archives: 801

  • 0

Reseña: Puedo oír el sol

Tags : 

Puedo oír el sol

Quienes ya han leído este manga, se darán cuenta que aparte de ser una historia tierna y cómica, tiene un cierto encanto que puede llevar un trasfondo duro de llevar para muchos en el día a día.

El día de hoy hablaré de esos detalles silenciosos que nos revela está linda historia, de la mano de dos estudiantes que a pesar de ser muy diferentes, tienen un lazo especial que va más allá de una capacidad física.

Si tú no has leído el manga, no te preocupes, trataré de no hacer spoiler (aunque luego me emociono un poco y dejo escapar detalles). Aun así, te invito a quedarte para que te animes a conocer esta historia.

“Puedo Oír el Sol” Hidamari ga Kikoeru, de Yuki Fumino. Es un manga de dos volúmenes, en 2014 publicado en Japón y dos años más tarde licenciado en España.

Taiichi, un joven alegre y algo vago en su hambrienta vida, tropieza con Kôhei (o tal vez fue al revés). Ese encuentro lleva a que la vida de nuestros estudiantes universitarios de un giro a la derecha para darse cuenta de que algo está cambiando dentro de ellos, ¡y no es solo una bella amistad! ¡no, señores! ¡tampoco es amor a primera vista!

Kôhei, es un alto y atractivo chico, que además de ser inteligente y tener dinerito. Padece de una discapacidad auditiva, por lo que es juzgado con “está así porque quiere” “se hace la víctima” “es un antisocial” “se cree mejor” etc. Popular entre las chicas por su buen parecer, y entre los chicos por la envidia que genera. Es ignorado completamente como una persona que tiene sentimientos.

Y es precisamente aquí, en donde quiero meter mi cuchara. ¿Cuántos de nosotros no hemos señalado a alguien antes de conocer lo que realmente pasa? Quién no ha ido por la calle y se ha topado con personas diferentes en aspecto y ha preferido evitar el contacto visual o físico. O más simple ¿quién no ha asumido algo de otra persona? Oh si, los prejuicios están más escondidos y presentes de lo que nosotros imaginamos. Ya sea por inseguridad, mala experiencia pasada o simplemente ignorancia. Es más fácil emitir una crítica que investigar.

Y haciendo énfasis en las personas con discapacidad o mejor dicho “personas con capacidades diferentes” (porque desarrollan y afinan otras); Estamos rodeados de información de rápido acceso que no aprovechamos para conocer sobre esas situaciones ajenas o no. Pues ¿cuántos de nosotros sabemos leer braille o lenguaje de señas? ¿Cuántos realmente estamos preparados para convivir con diferentes o semejantes? No estamos habituados a responder ante personas diferentes, a pesar que de que nos encontremos todos los días en el transporte o lugares públicos con otros. Así que, Kôhei no pasa una situación ajena a nuestra realidad: la crítica desinformada.

Por otro lado, tenemos a Taiichi, a este lindo “estudihambre” que no parece interesarle mucho más algo que no sea una rica comida, (sobre todo la que prepara la madre (chef) de Kôhei).  Así que igual podría ser un personaje cercano a la nuestra realidad.

El punto va cuando estos dos jóvenes cruzan sus caminos, uno de soledad e incomprensión social y otro de alegría y despreocupación. ¿Qué va más allá de esta *serendipia? Lo que muchos llamamos: valores. ¡Así es!

Porque ¡que bella historia! la que presenta no solo una situación cotidiana que muchos ignoramos, el caso de Kôhei. Sino también el complemento y lo bueno que pueden dar ambos personajes con su forma de ser a pesar de lo distintos que son.

Taiichi sin mucho que dar a cambio por la comida, más que sus ganas de ayudarle a Kôhei a sus apuntes. Le otorga algo muy valioso, compañía y mejor aún, desinteresada. Taiichi sin mirar a quién, descubre y conoce a Kôhei como persona con sentimientos e igual de capaz y respetable que el resto. ¡Y vaya que lo hace saber!

Kôhei en su andar, acostumbrado a ignorar las malas lenguas, como lo ignoran a él. No solo es un tanto reservado por su condición. Puede demostrar sus gustos, intereses e incluso, la mejor sonrisa que Taiichi haya podido mirar. ❤ Kôhei va descubriendo sentimientos encontrados y tomando decisiones y algunos cambios para seguir adelante. ¡Y Taiichi no piensa quedarse atrás!

En conclusión; que buen BL para deleitarse con toques cómicos, alegres, tristes, pero sin llegar al drama, y sobre todo recordarnos de que una relación sea cual sea, diferentes o iguales, va mejor con la igualdad, tolerancia, empatía, respeto y comunicación.

El consejo que doy, es que, al contrario de alejarnos de las diferencias, acerquémonos a aquellos que pueden ayudarnos a crecer como personas. Tal vez y encontremos a alguien más que un amigo.

En nuestras diferencias, está la riqueza y la diversidad.

Por último, solo quiero compartir que gracias a esta obra pude comprender mejor el sentir de un familiar cercano que igualmente sufre de una discapacidad auditiva. Que ignoraba cómo se sentía cuando me desesperaba tener que repetirle las cosas. Ahora ya tomo el tiempo suficiente para explicarle de nuevo lo que dije y entenderle. <<Empatía>>

También agradezco a Mornie Isil me haya prestado el manga, ya que no lo había podido conseguir en físico (tal vez pronto lo haga).

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí, disculpen por emocionarme al escribir, trato de dar claros mis mensajes, aunque luego se me vaya el hilo.

¡ANÍMENSE A LEER ESTA OBRA! Están cordialmente invitados. Y los que ya la leyeron, dejen sus comentarios. ¿Qué les pareció? ¿percibieron algo distinto? ¿recomiendan la historia?

Ah, este año se estrenó una película live action de la historia (lo acabo de descubrir). Así que no hay pretexto para no echarle un ojo para poder oír el sol. J

~Dani Chan

 

NOTAS:

*Serendipia: Descubrimiento o un hallazgo afortunado, valioso e inesperado que se produce de manera accidental o causal, o cuando se está buscando una cosa distinta. – Wikipedia.

Parte de la película Hidamari ga kikoeru


  • -

Del Ser al Cambio

Tags : 

 “… la homosexualidad en nuestro país no está prohibida ni es un tema de novedad, sino que, al contrario, desde siempre ha existido, solamente que la forma en la que se percibe va cambiando de acuerdo al tiempo y espacio en el que se maneje, llegando a ser hoy día una construcción sociocultural…” 

~ Claudia Gallardo, Lic. En Pedagogía, México

 

Un tema que con el simple hecho de mencionar la palabra, crea polémica como una nube de opiniones diferentes al respecto, tan grande y densa llega a cubrir completamente la brillantez de la belleza del ser, del amar y del sentir humano propiamente. La homosexualidad, más allá de una preferencia sexual, ha sido un movimiento social durante muchos años, que ha hecho avanzar el sentido de identidad humana, y de derechos a un punto de diversidad y contrastes.

Las artes, un refugio seguro para la expresión humana en nuestra época, donde se pueden encontrar en los estados más puros la esencia, sin prejuicios, ni razones. Sólo las expresiones.

La homosexualidad a lo largo de los años, que van más allá de la época de nuestros abuelos, se ha visto sumergida en el mar del tabú, lo prohibido, lo pervertido, lo socialmente incorrecto, lo sucio, el pecado, entre muchas otras naturalezas rechazadas, que incluso hoy en el siglo XXI siguen siendo vigentes a causa de la ignorancia, discriminación y falta de valores, así como de educación en la población global. Pero todo ello no ha sido suficiente para callar la libertad de amar y sentir entre las personas del mismo sexo, así es como el tema se fue introduciendo poco a poco entre las palabras de los autores, como fue el caso en el siglo pasado, en el año 1975  varias autores como Carlos Monsiváis y Luis González de Alba impulsaron el primer manifiesto en defensa de los homosexuales, publicado en la revista ¡Siempre! y en 1979 se organizó la primera Marcha del Orgullo Gay en la Ciudad de México. Así pues los años 70’s marcaron el comienzo del cambio de percepción de la sociedad mexicana, gracias a una mayor reivindicación y visibilidad de los autores de diversas preferencias.

Así, podemos dar una larga introducción de cientos de acontecimientos que han venido ocurriendo desde tiempo atrás sobre la lucha por los derechos y libertades de las personas, pero en esta ocasión nos centraremos en la forma de manifestación en diversos medios y como ha sido recibida en el público en diferentes presentaciones, como animación y literatura propiamente.

Adentrándonos en la literatura homoérotica, así como su presencia en diferentes escenarios que han recorrido el mundo, desde novelas ligeras, fandoms y otras clases de medios. Los géneros Yaoi y Yuri en el manga y animación japonesa, desde los años 70 donde igualmente se comenzaron a publicar diversos trabajos de esta temática, que en nuestros días habiendo sin fin de obras ya, que incluso han sido éxitos de ventas en el mercado internacional, presentan grandes avances en la libertad y una evolución en la apertura social respecto a la aceptación de este tema.

En el caso del primer género Yaoi o Shonen-ai, muestra lazos de diferentes grados entre varones, este género se encuentra tanto enfocado al público femenino como al homosexual o masculino; mientras que el segundo, Yuri, punta más a relaciones lésbicas  y que su público es minoritario y que no hay que comparar con el grado hentai enfocado principalmente para el público masculino de mayor edad.

 

Pero para no enredar los diversos términos, comenzaré a desmenuzar esto de una manera más tranquila, dejaremos de lado por ahora eso y nos enfocaremos en el género Yaoi, BL (por sus siglas en inglés Boys Love) o Shonen-ai (que es un grado de menor intensidad en expresiones románticas entre personajes, traducido como “amor de chicos”) y viendo como la figura femenina ha intervenido en la creación de esto desde hace más de 30 años, como una forma de “liberación”, además del contexto social que ha evolucionado desde entonces.

Posteriormente de las primeras publicaciones de temática homosexual en mangas, y con la explosión de dojinshi (fanzines) en la década de los 80’s, llego el auge de lo género hasta principios de los 90. Estas nuevas publicaciones se nutrieron con autoras salidas del mundo de los dojinshis, que se volvieron profesionales rápidamente, como el caso de Minami Ozaki.

Las OVAs son el formato standard en animación yaoi. Y la mayoría son de gran calidad, aunque por supuesto hay excepciones. El boom llego también en los 90, con los éxitos de Zetsuai 1989, Enzai (1996) Fujimi Orchestra (1998) y Ai no Kusabi (1992), al ser animadas como Kaze to ki no uta en 1987.

En la actualidad, hay más de 20 revistas, dedicadas tanto a mangas como a novelas ilustradas o una combinación de ambas. Y sin fin de animaciones fuera de OVAs que han sido un éxito, pues a partir de la mayor apertura y una demanda creciente en el público, han surgido grandes historias que han llegado incluso a la pantalla grande, como es el caso de Junjou Romantica y Sekaiichi Hatsukoi de Shungiku Nakamura (nacida en 1980), que comenzaron a publicarse en el 2002 y 2007 respectivamente y que llevan más de 10 tomos y aún están en proceso de producción, además de ser animadas con más de 1 temporada cada una, diferentes OVAs especiales e incluso película.

Pero no han sido los únicos, en la última década, ya que podemos mencionar solo algunos cuantos que han tenido suerte de llegar un poco más alto al ser animados, como Gravitation (2000), Love Stage (2010), Koi suru boukun (2005), Maiden Rose (2009), Angel’s Feather (2007), Antique Bakery (2008), Close the Last Door (2007), Gakuen Heaven (2006), Ikoku irokoi Romantan (2007), Kirepapa (2008), Loveless (2005), Okane ga nai (2007), entre cientos y cientos de otros que no han sido por desgracia animados,  pero que sin duda hacen de la lista algo realmente inconmensurable al adentrarse en el género recientemente, pues con la llegada de nuevas tecnologías, medios de distribución, publicación y comunicación, pueden llegar a nuestro alcance incluso del otro lado del mundo, lanzamientos directos.

Sin mencionar los géneros que igualmente son predilectos entre el público femenino, como el Bi- Shonen (chicos atractivos),  novelas visuales y ligeras, etc. que claramente se han ido acrecentando debido a la mayor producción de historias de todo tipo desde lo que va del género suave, hasta el harem y otome propiamente, que incluso aunque no sean exactamente del género, son transformadas por la audiencia, como el caso de Hetalia, Kuroshitsuji (que aunque la autora lo haya hecho originalmente yaoi, fue editado porque se pensaba que no iba a tener popularidad), Tsubasa Chronicle, Uta no prince sama, entre muchos otros igual, que parten de las novelas ligeras o mangas Shonen (enfocados en acción y aventura para varones) principalmente.

Ahora hablemos de la figura femenina ante el género y su “liberación”, por muchos siglos se ha visto encerrada la mujer en el mundo masculino, haciendo de la sexualidad algo propio de los hombres, machos y dueños del placer, disfrutando únicamente ellos y moldeando sus fantasía, mientras que una mujer en una época que apenas se le deba derecho a la educación o sufragio, era no más que un objeto del deseo varonil. Relaciones entre dos chicas es algo muy atractivo visto por un hombre se  suele sentirse más macho que nunca. A causa de, la sabiduría popular afirma que las mujeres no tienen ningún problema en un acto sexual, pero que un hombre no puede hacer lo mismo con otro hombre sin dejar de ser un hombre de verdad. Y esto a razón de la educación machista, preferencial y  considerada anticuada actualmente en la sociedad.

Ahora es cuando el Yaoi entra en escena, el género hecho inicialmente de mujeres para mujeres se abre paso entre la industria, y se observa una relación sexual en la que no hay “cuerpos femeninos explotados”, sino cuerpos masculinos hermosos que se dan placer. Y podría añadirse que gracias al género la mujer conoce mejor el cuerpo del hombre, y su sexualidad.  Por otra parte se ha elevado a la categoría de público y de mercado a las mujeres, donde se establece una relación entre autoras y fans, creando oferta y demanda y fortaleciendo la industria del género. Aunque es cierto que algunos autores Yaoi son hombres, y muchas producciones están realizadas por ellos, la audiencia sigue siendo mayoritariamente femenina. Es importante subrayar el creciente número de homosexuales seguidores, aunque la industria Gay difiere mucho de la Yaoi en forma y contenido.

En fin, desde el vamos hasta los comienzos del género y la expresión, existen sin fin de opciones de todos los gustos para encontrar material de temática homosexual en diversas series, animaciones, películas, mangas y comics, así como trabajos literarios, tanto en obras orientales como occidentales. Todo envuelto en un mundo de fanatismo y gustos por los trabajos que no solo llevan a relaciones sexuales entre individuos marcados por fetiches, prejuicios y dogmas sociales, sino que hacen de la homosexualidad ver algo natural, algo que es visto ante el espectador de la misma manera que lo vería una persona frente a una pareja heterosexual, dejando a un lado el tabú de lo prohibido y simplemente disfrutando del amor humano.

De la misma manera en que se vería una pareja de heterosexuales en una película romántica, con familia, con emociones, con problemas, con vivencias, con sentimientos, con aventuras, con amor, así es igualmente visto ante muchos la homosexualidad, que afortunadamente son más cada día, dejando de lado la ignorancia, prejuicio, religión y morbo, simplemente viendo una manera de amar más humana, e incluso más pura y sincera que la  de otros diferentes.

Para finalizar, no es el hecho de ver a la homosexualidad como “una diferencia tolerada”, sino como algo extremadamente natural. Como muchos personajes, entre activistas, periodistas, sociólogos, protestantes por los derechos humanos, ya lo han dicho.

Cada día se abre paso en la sociedad, en leyes de protección, igualdad y reconocimiento, valores de aceptación, tolerancia, igualdad y respeto, la homosexualidad gracias a la evolución de las conciencias humanas por medio de obras y expresiones de todo tipo, que llegan a marcar la diferencia incluso de una época, como la contemporánea.

“… dentro del artículo 1o de la Carta Magna así como en la ley federal para prevenir y erradicar la discriminación, está contemplado el hecho de que la comunidad homosexual es un grupo vulnerable y por eso mismo es necesario que, desde el punto de vista jurídico, se marquen ciertas especificaciones para evitar su discriminación…”

 

~Dani Chan


  • -

Presentando a Ha.Na Team

Tags : 

Presentando a Ha.Na Team

Los invitamos a conocer un poco más de la historia ganadora del 3er. lugar de nuestro concurso de cómic yaoi, “Kuru Kuru Boy”, así como sus creadoras; Ha.Na Team.

~*~

Ha.Na Team consta de 2 integrantes que se conocieron en su primer año de instituto, y en aquel momento ya se inició un proyecto en común, sin nombre, pero lleno de ideas por hacer crecer.

Desde los inicios, Ha.Na Team está integrado por Hachi y Nana, quienes se dedican por igual a dibujar y a crear historias. En un principio, tanto Hachi como Nana tenían sus proyectos separados, pero siempre se implicaban mutuamente en el proyecto de la otra para aportar ideas, opiniones y resolver dudas. De esta manera hemos crecido juntas profesionalmente, y hemos cursado estudios de arte más avanzados de la misma manera. Debido a que hemos crecido juntas en el arte, nuestro nombre Ha.Na, unión de las siglas de Hachi y Nana, hace alusión a la palabra en japonés “flor”, y así hacer notar nuestro gran interés por la cultura japonesa, así como un sentido más metafórico.

Ha.Na Team, tal y como lo tenemos planeado por el momento, consta de Hachi como dibujo, lineart, entramado y acabado final, y Nana como guionista, maquetadora de páginas, colorista y diseñadora de logotipos o todo lo que incluya tipografía.

Nuestra decisión de participar en el concurso ofrecido por LIT Ediciones, vino por el descubrimiento del mismo por parte de Hachi. El concurso nos llamó la atención a la primera, ya que la temática del mismo es algo sobre lo que Ha.Na Team trabaja mucho. Sin embargo, contábamos con muy poco tiempo entre que Hachi hizo el descubrimiento y se agotaba el plazo, por lo que tuvimos que trabajar a gran velocidad. Por todo esto nos halagó muchísimo acabar finalmente entre los ganadores y la oportunidad que se nos brindó con ello.

“Kuru Kuru Boy”, originalmente es una obra de Hachi, razón por la que se haya ocupado ella de todos los dibujos de la obra, aunque algunos diseños de personajes (como Aki, el co-protagonista de la obra), y otros detalles, corriesen a cargo de Nana. Sin embargo, en esta ocasión, la versión final de “Kuru Kuru Boy” aquí mostrada en una revisión de la obra de Hachi que rehízo Nana para que cumpliese con las nuevas expectativas.

“Kuru Kuru Boy” se presenta como una obra de apariencia bastante simple, donde dos adolescentes pertenecientes a bandas callejeras diferentes, y entre los que existe una clara rivalidad/admiración, acaba surgiendo una espontánea relación sexual a medias, llena de ambigüedades y reproches, así como una complicidad bastante confusa. “Kuru Kuru Boy” se ha presentado en ese formato autoconclusivo/abierto, sin embargo y si surgiera la ocasión, Ha.Na Team querría poder extender la obra para profundizar en los personajes y explicar todas esas acciones aparentemente incoherentes del primer episodio, donde realmente se esconden muchos porqués imposibles de explicar en una extensión tan breve. Eso incluye el título de la obra, algo que a muchos les ha podido resultar altamente desconcertante.

Pensando en el futuro, aparte de “Kuru Kuru Boy”, Ha.Na Team tiene distintos proyectos en la recámara esperando a ver la luz cuando surja la oportunidad, de temáticas muy variadas, con personajes muy diferentes, y con mucho entusiasmo. ¡Ideas e inspiración es algo que no le falta a este extraño equipo!

 


  • -

Love is Love

Tags : 

Love is Love (Parte 1 de 3)

 

“Si es honesto lo que haces sirva de ejemplo a todos, si es torpe de nada sirve que no lo sepa nadie si lo sabes tú”

Séneca.

(Parte 1 de 3)

Libertad. Palabra que usamos con tanta naturalidad en nuestro día a día y que refleja, por sí misma, la forma en la que vivimos y nos relacionamos con los demás. Pongamos esta palabra en un contexto bien claro: en el día internacional contra la homofobia. Podemos hablar sobre el hecho de que la OMS declaró que la homosexualidad no es una enfermedad o en las diversas historias que han llegado a nosotros en donde se toma este contexto por el lado de la violencia o ignorancia a través de actos simbólicos, que no hacen más que justificar lo cotidiano que es hacer sentir menos a alguien. Sabemos que este día en el que recordamos, nos unimos, enojamos y llenamos todo de arcoíris no surgió sólo porque a los de la OMS se les ocurrió decir que “siempre no están locos”.

¿Pueden imaginarse, estimados lectores, tener que validar ante alguien el amor que sienten por otra persona, esconderlo por el “miedo al qué dirán”, ser señalados sólo porque no les gusta lo moralmente aceptable o tener que tomar medicamentos para “que se les quite ese gusto de amar a alguien? Suena terrible y lo es.

En esta ocasión queremos reflexionar un poco en eso que hace que la libertad de ser, pertenecer y apoyar a una comunidad -tan específica como lo es la LGBTTTI-se viva: el amor, las ganas de no ocultarlo y sobre todo, afirmarse a uno mismo sin necesidad de tener miedo.

Creemos en la libertad para amar y en la individualidad de las personas para poder expresar su sexualidad de cualquier forma, sin necesidad de cuestionar cada paso que den. También, en que muchas veces el amor no necesita ser explicado “con peras y manzanas” sino aceptado en el estado más simple y puro posible: con el “sentimiento de vivo afecto hacia una persona a la que se le desea todo lo bueno”.

 


  • -

MeseMoa. – Un paso más allá del fanservice

Tags : 

MeseMoa. – Un paso más allá del fanservice

 

Había una vez un grupo de covers inspirado en la música de Morning Musume, uno de los grupos de idols femeninas más importantes de Japón. Para dejar en claro que se trataba de chicos, jugaron un poco con la segunda palabra agregando una “n” al final, con lo que insinuaban el género de los integrantes de este proyecto con el término Morning Musumen. Así comenzó la historia de esta banda que tuvo un éxito moderado y consiguió hacer presentaciones en varias ciudades de Japón.

Pero ser una banda de covers dejó de ser suficiente, así que, con la ayuda de algunos de sus mismos exintegrantes decidieron dar un paso más dentro de la industria, con un cambio de nombre y canciones originales. Eligieron el nombre “MeseMoa.” Para continuar con esta conquista musical, un término bastante adecuado (“message more”) con lo que establecen su deseo por llegar a un público más extenso, incluso fuera de Japón.

Y vaya que han sabido cómo dar pasos en la dirección adecuada, aprovechando uno de los más grandes vicios del público fujoshi, el fanservice, con su video “Shadow Kiss”, que pueden ver aquí abajo:

 

 

 

Una canción al más estilo pop acompañado de visuales llenos de fanservice con 36 besos bien acomodados en apenas cuatro minutos. ¡Esperemos que lo disfruten!

¿Qué otras bandas les han robado unos suspiros con su fanservice? Comenten qué otras bandas conocen de este estilo, fujoshis y fudanshis.

 

~Mornie


  • 2

Hyperventilation

Tags : 

Hyperventilation

(과호흡)

Hyperventilation (Hiperventilación) cuenta con el distintivo de ser  la primera animación oficial yaoi de Corea del Sur. El trabajo de escribirla, dibujarla y animarla llega de la mano de la única e incansable trabajadora del proyecto  뿡빵뀨 o Lewin.

La autora comenzó a subir la única OVA desde enero de 2017. Este trabajo se divide en seis capítulos de en promedio tres minutos cada uno, disponibles a través del canal de cortos animados AniShort. Aunque los primeros episodios se encuentran en YouTube de manera gratuita, para ver los más recientes es necesario pagar una cuota (pequeña y que seguro ayudará a la autora a continuar con otros maravillosos trabajos de este género).

La historia es sencilla pero con una excelente narración visual y transcurriendo con naturalidad, nos cuenta la historia del reencuentro de dos ex compañeros de la secundaría muy diferentes entre sí: el tímido estudioso y el deportista. Y los sentimientos que nunca pudieron transmitirse mutuamente en  los agridulces años de su vida escolar.

Cabe destacar que como este es un proyecto en el cual solo está  trabajando una sola persona, es muy importante que el mismo cuente con el reconocimiento de  KOCCA (Agencia de Contenido de Corea). Corea del Sur ciertamente está empezando con el pie derecho con las animaciones yaoi, aunque será un largo proceso hasta ver series más largas animadas.

Platícanos en los comentarios ¿qué manhwas te gustaría ver animados próximamente?

~Shandall Kurai


  • -

Doujinshi: viviendo de ilusiones.

Tags : 

“La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia.”

–Aristóteles

Doujinshi: viviendo de ilusiones

Por recomendación de un primo comencé a ver un anime que llamó mi atención: Bleach. Me gustó y no pude aguantar las ganas de ver la historia original en manga. Me interesó tanto que en muy poco tiempo me puse al día con la historia y esperaba “religiosamente” el capítulo de cada semana. Pero no era suficiente…

Necesitaba atar por completo los cabos sueltos que el autor había dejado en la historia y por fortuna llegué a los doujinshis yaoi, haciendo que esa espera no fuese tan dolorosa al momento de darme un “universo” nuevo que tenía como común denominador a mis personajes favoritos del manga.  ¡Qué más podía pedir!  Todo era maravilloso. Desde imágenes hasta mangas desarrollados por completo. Confieso que sin el Internet y páginas especializadas nunca hubiese sabido que eso era un doujinshi.

Por un lado, al igual que con los fics, en un inicio me “costaba trabajo” diferenciar entre lo que pasa en la historia original de aquella que no lo era, pues había algunos que me hacían cuestionarme si ese era un “capítulo fantasma” que por alguna razón había ignorado o era hecho por un fan de otra parte del mundo que contaban de forma muy gráfica y subida de tono –en muchas ocasiones– la forma en la que pasaban el tiempo mis personajes favoritos. Por otro lado tenía la historia que nos cuenta el autor del producto original. Este nos da características generales de los personajes, y en ocasiones incluían la ficha técnica de estos, haciendo que tuviese un gran referente para saber, por ejemplo, que el personaje en cuestión mide 1.92 y pesa 86 kg.

Conforme iba buscando, llegaba a lugares más profundos dentro de estas publicaciones: encontré parejas que no me gustaban, situaciones que no concordaban y una lucha bastante rara entre las fanáticas -como yo- por imponer a una pareja, así que llegué a tener dos estándares que a la fecha uso constantemente al momento de buscar material:

  • “Porque así no pasa en el manga”:

Un doujinshi retoma a los personajes y les desarrolla una historia que busca contar o dar un punto de vista del doujinka, no del autor original. En este sentido todo está permitido y es sumamente gratificante encontrarse con universos establecidos y coherentes

Pero una cosa es la historia original y aunque no nos guste (cof, cof, Bleach, Naruto, cof, cof) fue la decisión del autor que fuese así. De ahí que en ese universo puedo elegir qué ver o qué pareja es la que debería haber quedado y sobre todo, decidir si leerlo o no.

  • Haters gonna hate

Si nos ponemos a pensar, la mayoría de las veces queremos que la otredad piense de la misma forma en la que nosotras lo hacemos… y esto no siempre llega a un final feliz. Es esta necesidad de algunos por imponer que me hace pensar que en algún momento todos hemos defendido “a capa y espada” a nuestro ship, pero considero que hay una diferencia diametral entre defender (con hechos y argumentos válidos) y ofender; sólo porque no coincidimos o estamos de acuerdo. Todos tenemos gustos diferentes incluso con una misma pareja y es totalmente válido que nos atraiga o no.

Por satisfacción personal, ante todo…

Si de sinceridad se trata, el doujinshi es para las amantes del yaoi lo que la comida al ser humano. Puede que no sea una regla que aplique para todos los seguidores del yaoi, sin embargo, considero que los doujinshis nos ayudan a que el gusto que tenemos por un manga/anime sea todavía más duradero.

Me di cuenta que lo que me gusta de los doujinshis es que me dan una “esperanza, con o sin fundamento real, de que suceda algo que anhelo” que pase en la historia original. De esta forma, apropiarme cada vez más de esta encontrando detalles tanto en el original como en el tributo.

I don’t care, I ship it.

A ustedes, estimados lectores, ¿les gustan los doujinshis? ¿Cuál es su serie y pareja favorita?

~Claudia Gallardo


  • -

El último de nosotros, Bill y Frank

Tags : 

Hay pocas alabanzas que queden por decir sobre la joya de los videojuegos que es “The Last of Us”. Pero si de algo no nos podemos cansar es de la magnífica historia que hace al juego una experiencia tan personal y llena de lágrimas. En esta ocasión nos enfocaremos en una de las parejas que tal vez no tenga el reconocimiento y clamor inmediato que inspiran Ellie y Riley, pero tengan por seguro; es material de primera, así que saquen los pañuelos y las galletas de animalitos y acompáñennos a deshebrar la historia de Bill y Frank.

Inicialmente, al encontrar a Bill, este parece ser sólo el típico lunático post-apocalíptico, pero conforme avanzamos en la historia, podemos descubrir que es un personaje atormentado luchando por mantenerse en pie.

Existen dos puntos clave que podemos identificar de Bill. El primero es que se trata de un personaje homosexual, dato que descubrimos orgánicamente cuando Ellie encuentra entre sus pertenencias una revista de porno gay. El segundo, que confirma el anterior, es el impacto que Frank causó en su vida.

A pesar de que no existe mayor información respecto a su pasado, podemos deducir que Bill es una persona retraída que siempre ha tenido dificultades para relacionarse con los demás. No sólo prefiere jugar al ajedrez solo, sino que además tiene un conocimiento muy profundo del juego que demuestra al mencionar a Bobby Fischer, un famoso gran maestro estadounidense del ajedrez, sin molestarse en explicar su comentario a Ellie, quien obviamente desconoce del tema.

Su predilección por la mecánica, su obsesión por el ajedrez y el ser gay pudieron causarle malas experiencias en su juventud, misma que seguramente vivió antes de que la infección se expandiera, en una sociedad como la nuestra, donde aún existían los prejuicios con los que nos encontramos hoy en día. En el juego Bill nos hace saber que no tiene ningún problema para lidiar con los monstruos; es la gente normal la que lo atemoriza y con la que no puede tratar.

Durante la plaga, esto lo lleva a construir su oasis personal en Lincoln, Massachusetts, manteniendo el contacto al mínimo necesario, reduciéndolo al trueque con contrabandistas, como lo son Joel y Tess. La soledad no parece hacer mella en su estilo de vida, hasta que conoce a Frank.

Frank es un sobreviviente más que por azahares del destino llega a Lincoln; no podemos más que especular que fue lo que los unió en un principio. Probablemente Frank entró a la vida de Bill de la misma manera en que lo hizo Joel, intercambiando materiales por provisiones.

Frank no era una persona ordinaria, aún para los estándares de un mundo en ruinas, siempre vistiendo playeras hawaianas a pesar del riesgo que implica usarlas en un mundo de cazadores e infectados. Bill seguramente lo criticó desde el primer día, a lo que posiblemente Frank le respondía que el gusto de vestirse como él quisiera era un lujo que prefería conservar aún más que su vida. Esa respuesta hizo un enorme eco en Bill, después de todo, él mismo había construido un refugio que fácilmente podría volverse su perdición sólo por vivir la vida a su entero antojo.

Después de muchos años de soledad, Bill podía ver en Frank a alguien tan diferente a sí mismo, pero esencialmente parecido. La relación entre ambos se fortaleció con el paso del tiempo. Pasaron largas horas hablando, ambos incapaces de mantener filtros comunes en su manera de comunicarse; cada quien simplemente compartiendo su vida, emociones, nostalgias y felicidades. Es fácil imaginar alguna ocasión en la que Bill le haya dicho a Frank: “Ya es muy tarde para que regreses a la zona de cuarentena, tú y tu estúpida camisa serán blanco fácil para cazadores y bandidos en kilómetros a la redonda. ¡Debes ser el peor traficante del mundo entero!”. A lo que Frank respondería: “Al contrario, soy el mejor. Nadie tiene las bolas para hacer este trabajo y verse tan genial al mismo tiempo, pero tienes razón, cada vez es más difícil salir de Lincoln y no es sólo por los bastardos de allá afuera”.

Probablemente Bill fue el que propuso que ambos vivieran en Lincoln; por primera vez sus intereses y su corazón coincidían de manera tan perfecta. El sitio ya de por sí era seguro protegiéndolo a él solo, con la ayuda de Frank sería la fortaleza perfecta. Frank era una persona empática, sabía de la soledad en la que vivía Bill y que ofrecerle vivir con él superaba por mucho cualquier declaración que podía imaginarse. Eso hacía que se sintiera más especial que cualquier camisa hawaiana.

Durante un largo tiempo Bill y Frank vivieron juntos en lo más cercano al paraíso que pudieran haber pensado en este mundo, incluso antes de los cordyceps. Bill se encargaba de enseñarle a Frank todo lo que podía de mecánica, cómo aprovechar los despojos y la mejor manera defender el perímetro de invasores. Frank, por su parte, se empeñaba en hacer de Bill alguien más humano, a disfrutar de la vida y a expresar el amor que sentía, con la esperanza de finalmente sanar las heridas que lo había exiliado del mundo.

Sin embargo, las fricciones comenzaron. La actitud solitaria de Bill nuevamente empezó a manifestarse, en especial cuando Frank sugirió que debían abandonar Lincoln, ya que tarde o temprano sus defensas caerían y se quedarían sin recursos.

Bill no podía con la idea de dejar atrás el poblado y se escudaba en lo peligroso que era caminar hasta la siguiente zona de cuarentena, a lo que Frank le rebatiría que seguramente podían echar a andar algún auto y llegar a Boston. Ahí, con la ayuda de Joel y Tess, podrían infiltrarse.

Para Bill la idea de deberle un favor más a Joel ya era bastante, pero además, el regresar a la comodidad le causaba conflicto; ya no tenía la fuerza para pretender y seguramente entrar de la mano del amor de su vida y el miedo a nuevamente ser el blanco de la discriminación, era más de lo que podía concebir.

Un día Frank desaparece llevándose la mitad de las provisiones y sin decir palabra alguna, Bill claramente afectado, regresa a su amarga rutina, escondiéndose del dolor en lo metódico de sus labores. Un tiempo después Joel y Ellie aparecen en su pueblo, Bill conocía la historia de Joel, cómo había perdido a su hija y ahora este estaba de vuelta con una chiquilla, tomando riesgos y, a su juicio, cometiendo errores tal como él con Frank.

Amargamente le comenta a Joel acerca de Frank, de cómo el confiar en los demás solo lleva a la decepción, a regañadientes acepta ayudarles a conseguir un auto para que desaparezcan de su vida. Finalmente llegan a la escuela en donde un convoy del ejército quedó varado y fue superado por los infectados, el mismo convoy que Frank le había sugerido visitar en busca de los medios para dejar el pueblo. Sin embargo, la batería por la que se habían arriesgado ya no estaba, en su fuga encuentran una casa cercana en donde el estoico y siempre bien preparado Bill se desmorona frente al cadáver de un hombre de cabello castaño oscuro que se colgó después de ser mordido por los infectados, un hombre vestido con la misma playera hawaiana.

A penas manteniéndose en una pieza frente al cuerpo de Frank, Bill recibe de las manos de Joel la nota final de Frank dirigida a él: “Tenías razón, salir de este pueblo me mataría, pero prefiero eso a vivir un día más contigo”. Así es como Bill se da cuenta que en su afán de aislarse del mundo que teme, perdió el amor de Frank y él, a su vez, perdió la vida. Bill termina así despidiéndose de Joel y Ellie que lo ven tratando de no colapsar por la pena. “¿Estamos a mano?”, le pregunta a Joel, quien asiente, “Entonces lárguense de mi pueblo”. La camioneta se aleja y no podemos más que imaginar el dolor que atormentará en su exilio de por vida a Bill.

Así es como termina esta historia secundaria que como las demás, enriquece la trama central de “The last of us” y nos deja otra tragedia para los registros del yaoi/slash. No dejen de compartir sus comentarios ya sea del juego o sobre este descarado sobre análisis y, por qué no, si encuentran alguna otra trama que les parezca interesante (a quien engañamos, ¿Alguien más shippea a Joel con su hermano Tommy? Dejaremos esto aquí y nos alejaremos lentamente).

 ~Su amigable vecino EvO


  • -

Música para acompañar tu yaoi, parte 4

Tags : 

Música para acompañar tu yaoi, Parte 4

Un poco de baile

 

Para empezar este año de la mejor manera posible quería hacer unas cuantas recomendaciones musicales, de esas que se llevan de maravilla con el yaoi, por su buena música, letras y, claro, por sus videos.

Pero algo que no había notado es que cuatro de esas canciones que más reproduzco comparten algo en común; secuencias de baile.

Así que haré de estas primeras recomendaciones del año un pequeño especial de baile, espero que las fujoshis y los fudanshis que me leen lo disfruten.

 

 

 

Tom Goss – Breath and Sound (feat. Max Emerson)

 

Este cantante y compositor estadounidense suele incluir diversos temas sobre la comunidad LGBT y sus subculturas, así que siempre es difícil escoger sólo una de sus canciones de la cual hablar. “Breath and Sound” es un hermoso video que incluye a tres parejas distintas haciendo secuencias de baile similares, para recordarnos que el amor es el mismo sin importar la presentación en la que venga.

 

 

 

Stromae – Tous Les Mêmes

 

Este músico belga de descendencia ruandés ha sido una de esas adicciones musicales desde hace unos años de esta editora. Cada uno de sus videos es una experiencia completa, mezclando música y conceptos que en más de una ocasión se salen de la norma. “Tous Les Mêmes” llamó mi atención debido a la dualidad tan equilibrada entre un personaje femenino que muestra tanto Stromae como los bailarines del video con tan solo girar su cara. También la letra es muy interesante, pues habla de las inconformidades que muchas personas sienten en una relación, tomando tanto el papel femenino como el masculino.

 

 

 

The 2 Bears – Not this Time

 

El dueto británico conformado por Joe Goddard y Raf Rundell no teme incluir en sus creaciones musicales estilos que hacen difícil encasillarlos en un género, pero de la misma forma, no le huyen a presentar personajes y temas transgresores en sus videos, de lo cual “Not This Time” es un excelente ejemplo.

En este video vemos la liberación de alguien que al fin se cansó de una relación que sólo lo llenaba de dudas, hasta que descubre la infidelidad; es el reproche final de la manera más fabulosa y la mejor despedida que le puede dejar a esa persona a quien no le permitirá lastimarlo una vez más.

 

 

Muchos fans de los cómics recordamos a Andew Garfiled por su papel de Spider-man hace pocos años, así que verlo tomar este papel protagónico en un video que trata un tema importante para la comunidad LGBT seguro emocionó a más de una persona.

El líder de la banda Arcade Fire, Win Butler, describió esta canción y su mensaje como esa conversación de un adolescente homosexual saliendo del clóset con su padre heterosexual. Butler también comentó que “el derecho a casarse con la persona que quieres es un derecho humano”.

 

 

Espero que hayan disfrutado de estas recomendaciones musicales tanto como yo disfruto compartirlas.

 

~Mornie


  • -

Yuri!!! On Ice

Tags : 

Yuri!!! On Ice

 

“We were born to make history”

 

 

Yuri!!! On Ice o “Yuri!!! Sobre hielo”, anime japonés original del 2016,  llega a nosotros del estudio de animación MAPPA de la dirección de Sayo Yamamoto y escrito por Mitsurō Kubo. Desde su primer capítulo vemos la relación entre el patinador Yuri Katsuki y el cinco veces campeón de patinaje ruso Victor Nikiforov; la historia se desarrolla en el hielo, pero créanme cuando les digo que la relación no será en lo absoluto fría. Las interacciones entre los personajes tendrán un tono adulto y maduro,  sin perder momentos de risas. El anime icluye un grado de atención a los detalles, las rutinas de los patinadores fueron coreografiadas por el ex-patinador artístico Kenji Miyamoto y el diseño de personajes que vienen en representación de diferentes nacionalidades corrió a cargo de Tadashi Hiramatsu. Cabe mencionar la banda sonora que acompaña al anime es bella y de un refinado gusto que corrió a cargo de los compositores Taro Umebayashi y Taku Matsushiba. Y por supuesto, no olvidarnos de su excelente tema de apertura “History Maker” a cargo de Dean Fujioka.  La transmisión comenzó el 5 de octubre de 2016 y el último episodio fue transmitido el 21 de diciembre del 2016, se tienen confirmadas  ovas de las que esperamos tener más información en este año.

 

Historia

La historia nos presenta a un patinador japonés de 23 años, Yuri Katsuki, quién sufrió una aplastante derrota en el Gran Prix Finale, fue amenazado por otro patinador, la estrella en asenso de Rusia, Yuri Plisetsky, quién le declaró que en el hielo no hay lugar para dos Yuris.

Nuestro protagonista decide regresar a casa de sus padres con un corazón divido entre los pensamientos de abandonar la carrera de patinador de hielo o continuar en el camino que inició desde muy joven por la admiración que sentía por el actual campeón del mundo  y modelo a seguir, Victor Nikiforov.

Entre las cosas que Yuri hace para mantenerse en sintonía con su pasión, es practicar coreografías de su héroe e inspiración en la  pista de hielo local de su mejor amiga Yuko, ahora orgullosa madre de unas lindas trillizas que terminarán subiendo a Internet un video de Yuri que causará tanto furor que llegará a la fuente viviente de inspiración, Victor. ¿Qué decisión tomará el actual campeón? ¿Y cómo afectará la vida de Yuri?

Un amor que se desarrolla y florece en el mundo competitivo del patinaje sobre hielo, que llegó para hacernos sentir todo el eros de los protagonistas.

 

~Kurai


Idiomas

Búsqueda

Conectarse con Facebook:

¡Nos encanta leer tus comentarios!

Carrito

Inline
Comprador local
Inline
Comprador local