Tag Archives: Autora: Dani Chan

  • 0

Mi salud, mi derecho

Tags : 

 

Mi salud, mi derecho

HABLANDO DE VIH

 

En torno al Día Mundial de la Lucha contra el SIDA que se conmemora desde 1988, vengo a hablar de algo de lo que pocos se informan pero que a muchos afecta: el VIH, Sigla de Virus de Inmunodeficiencia Humana, virus causante del Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida, mejor conocida como SIDA.

¿Cuántas veces hemos escuchado estas palabras y nos hemos detenido para ponernos a entender este virus? ¿Ninguna?

Seguramente en la escuela secundaria o desde antes, nos han hablado de las ITS (Infecciones de transmisión sexual) y entre ellas se encontraba el VIH – SIDA, juntos y/o tomados como sinónimos, además de no tomarse el detenimiento para explicar sus realidades y sus mitos.

Antes de continuar aclararé unas cosas: hoy no vengo a hablar de Yaoi. El Yaoi no es un reflejo de la comunidad LGBTTTI; esta comunidad no es la única afectada por el VIH y aunque no se tome mucho la cuestión de “Protección Sexual” dentro del Yaoi, existen algunos que han comenzado a dar sus pasos.

Primero, ¿qué es el VIH?

El VIH es un retrovirus que ataca al sistema inmune (que es el que nos protege de infecciones, bacterias y virus) de la persona infectada, anulándolo.  No existe una cura definitiva, por lo que el VIH se ha convertido en una enfermedad crónica. Con la atención médica adecuada y tratamiento el VIH se puede controlar.

Las personas que no reciben tratamiento permitirán que el virus se extienda por su cuerpo, debilitando gravemente el sistema inmune y pudiendo llegar a la fase del SIDA. Además, la carga viral en sangre es elevada y puede propagar el virus.

VIH ≠ SIDA, no son lo mismo.

“VIH y sida no son sinónimos, tener VIH no significa tener sida. Estar infectado por el VIH significa que el virus está en tu organismo multiplicándose, lo que provoca que tu sistema inmunológico se debilite, pero no necesariamente que desarrolles una enfermedad.

El SIDA (síndrome de la inmunodeficiencia adquirida) es un conjunto de manifestaciones clínicas que aparecen cuando la inmunodeficiencia que provoca la infección del VIH es muy acusada, y nuestro sistema inmune es incapaz de defender a nuestro organismo. En la historia natural de la infección por VIH, el SIDA es la etapa más grave, y se caracteriza por la presencia de ciertas enfermedades oportunistas o neoplasias que pueden amenazar la vida del paciente.”

¿Cómo se transmite?

Por fluidos como la sangre, flujo vaginal, semen, leche materna; por la exposición en actividades de alto riesgo, sobre todo sexuales sin protección o al compartir objetos punzocortantes infectados. Últimamente la transmisión materno infantil (por gestación o leche materna) ha ido disminuyendo.

El VIH NO se trasmite por: besarse (aunque sea apasionadamente), saludar, abrazar, usar los mismos cubiertos de comida, nadar en una piscina, compartir la cama, usar el mismo baño, picadura de mosquito, saliva, lágrimas, ni orina.

Los síntomas:

Una vez que el VIH entra en el organismo se producen una serie de fases:

Etapa 1: Infección aguda o precoz: Gran cantidad de VIH en la sangre, alto riesgo de propagar la infección. Casi no se detecta porque la persona siente que es solo un resfriado, aunque puede durar más de una semana.

Etapa 2: Fase intermedia o crónica. VIH aún activo dentro del organismo que puede agravarse o ser controlado.

Etapa 3: Fase avanzada o de sida: El VIH está presente en grados elevados que da paso a la fase de sida donde el sistema inmunológico es casi nulo y da paso a enfermedades oportunistas que pueden llegar a ser mortales.

PRUEBAS:

Se recomienda que todas las personas entre los 13 y los 64 años de edad se hagan la prueba del VIH por lo menos una vez y las personas con alto riesgo de infección (con vida sexual activa) se hagan la prueba más seguido, así como las mujeres embarazadas. Hay tres tipos principales de pruebas de detección del VIH, y cada prueba varia en precisión y tiempo de resultado.

  • La prueba de detección se realiza mediante el test E.L.I.S.A., método que detecta los anticuerpos producidos por el organismo como reacción a la presencia del virus.
  • Un resultado negativo nos indica que la persona no tiene VIH.
  • Un resultado positivo no es suficiente para determinar que la persona tiene VIH; hay que hacer una prueba más específica para eliminar cualquier posibilidad de error. Esta prueba se llama Western Blot y un resultado positivo tras esta prueba (que se realiza sobre la misma muestra de sangre) nos indica que la persona tiene VIH. Un resultado negativo nos indica que no lo tiene.
  • Para tener la seguridad de que el resultado de la prueba es definitivo, se recomiendan haber pasado 3 meses desde la última práctica de riesgo. Es lo que se conoce como periodo ventana. Este periodo se reduce hasta los 45 días, cuando se trata de la prueba ELISA de cuarta generación.

CENTROS DE AYUDA:

En México, por parte de la Secretaría de Salud, está El Centro Nacional para la prevención y Control del VIH y Sida (CENSIDA), que cuenta con el programa TELSIDA que brinda ayuda y orientación telefónica gratuita.

Además de ONGs a lo largo de toda la República, aquí un directorio de Amigos Contra el Sida en Internet: Directorio ONG México VIH/Sida

 

Como conclusión y PARA REFLEXIONAR, comparto algunas cifras del VIH en México:

  • CENSIDA reporta que desde 1983 hasta el segundo semestre de 2017 se acumulan 260 mil 815 casos, de los cuales 116 mil 592 ya fallecieron, básicamente porque más de 40% de los afectados desconocía que era portador.
  • Cerca del 55% de casos de VIH son en jóvenes, en 2017.
  • Cifras de la Secretaría de Salud: 3 de cada 1,000 de las personas de 15 a 49 años, están infectadas. Con mayor incidencia en el Estado de México, Ciudad de México, Puebla, Jalisco y Veracruz.
  • Se calcula que aproximadamente 220, 000 personas viven con VIH en México, con un censo nacional registrado de 144,000 personas.
  • Hay 12, 000 casos anuales en los últimos años, lo que da al menos 33 nuevas infecciones por día.
  • Se ha disminuido el diagnóstico tardío en 33% aunque sólo 141, 000 están en tratamiento.
  • Persisten al menos 76 mil personas que están contagiadas y no lo saben, además de seguir el estigma de exiliar a la persona infectada o simplemente no reconocer el VIH.

El VIH no tiene cura pero con información puede prevenirse.

~Dani Chan

 

Más Información en:

INFOSIDA, España: LINK

CENSIDA, México: LINK

AMIGOS CONTRA EL SIDA, A.C. – ACES: LINK

Salud Sexual MX: LINK 

Inspira A.C, México: LINK

 


  • 0

Reseña: Puedo oír el sol

Tags : 

Puedo oír el sol

Quienes ya han leído este manga, se darán cuenta que aparte de ser una historia tierna y cómica, tiene un cierto encanto que puede llevar un trasfondo duro de llevar para muchos en el día a día.

El día de hoy hablaré de esos detalles silenciosos que nos revela está linda historia, de la mano de dos estudiantes que a pesar de ser muy diferentes, tienen un lazo especial que va más allá de una capacidad física.

Si tú no has leído el manga, no te preocupes, trataré de no hacer spoiler (aunque luego me emociono un poco y dejo escapar detalles). Aun así, te invito a quedarte para que te animes a conocer esta historia.

“Puedo Oír el Sol” Hidamari ga Kikoeru, de Yuki Fumino. Es un manga de dos volúmenes, en 2014 publicado en Japón y dos años más tarde licenciado en España.

Taiichi, un joven alegre y algo vago en su hambrienta vida, tropieza con Kôhei (o tal vez fue al revés). Ese encuentro lleva a que la vida de nuestros estudiantes universitarios de un giro a la derecha para darse cuenta de que algo está cambiando dentro de ellos, ¡y no es solo una bella amistad! ¡no, señores! ¡tampoco es amor a primera vista!

Kôhei, es un alto y atractivo chico, que además de ser inteligente y tener dinerito. Padece de una discapacidad auditiva, por lo que es juzgado con “está así porque quiere” “se hace la víctima” “es un antisocial” “se cree mejor” etc. Popular entre las chicas por su buen parecer, y entre los chicos por la envidia que genera. Es ignorado completamente como una persona que tiene sentimientos.

Y es precisamente aquí, en donde quiero meter mi cuchara. ¿Cuántos de nosotros no hemos señalado a alguien antes de conocer lo que realmente pasa? Quién no ha ido por la calle y se ha topado con personas diferentes en aspecto y ha preferido evitar el contacto visual o físico. O más simple ¿quién no ha asumido algo de otra persona? Oh si, los prejuicios están más escondidos y presentes de lo que nosotros imaginamos. Ya sea por inseguridad, mala experiencia pasada o simplemente ignorancia. Es más fácil emitir una crítica que investigar.

Y haciendo énfasis en las personas con discapacidad o mejor dicho “personas con capacidades diferentes” (porque desarrollan y afinan otras); Estamos rodeados de información de rápido acceso que no aprovechamos para conocer sobre esas situaciones ajenas o no. Pues ¿cuántos de nosotros sabemos leer braille o lenguaje de señas? ¿Cuántos realmente estamos preparados para convivir con diferentes o semejantes? No estamos habituados a responder ante personas diferentes, a pesar que de que nos encontremos todos los días en el transporte o lugares públicos con otros. Así que, Kôhei no pasa una situación ajena a nuestra realidad: la crítica desinformada.

Por otro lado, tenemos a Taiichi, a este lindo “estudihambre” que no parece interesarle mucho más algo que no sea una rica comida, (sobre todo la que prepara la madre (chef) de Kôhei).  Así que igual podría ser un personaje cercano a la nuestra realidad.

El punto va cuando estos dos jóvenes cruzan sus caminos, uno de soledad e incomprensión social y otro de alegría y despreocupación. ¿Qué va más allá de esta *serendipia? Lo que muchos llamamos: valores. ¡Así es!

Porque ¡que bella historia! la que presenta no solo una situación cotidiana que muchos ignoramos, el caso de Kôhei. Sino también el complemento y lo bueno que pueden dar ambos personajes con su forma de ser a pesar de lo distintos que son.

Taiichi sin mucho que dar a cambio por la comida, más que sus ganas de ayudarle a Kôhei a sus apuntes. Le otorga algo muy valioso, compañía y mejor aún, desinteresada. Taiichi sin mirar a quién, descubre y conoce a Kôhei como persona con sentimientos e igual de capaz y respetable que el resto. ¡Y vaya que lo hace saber!

Kôhei en su andar, acostumbrado a ignorar las malas lenguas, como lo ignoran a él. No solo es un tanto reservado por su condición. Puede demostrar sus gustos, intereses e incluso, la mejor sonrisa que Taiichi haya podido mirar. ❤ Kôhei va descubriendo sentimientos encontrados y tomando decisiones y algunos cambios para seguir adelante. ¡Y Taiichi no piensa quedarse atrás!

En conclusión; que buen BL para deleitarse con toques cómicos, alegres, tristes, pero sin llegar al drama, y sobre todo recordarnos de que una relación sea cual sea, diferentes o iguales, va mejor con la igualdad, tolerancia, empatía, respeto y comunicación.

El consejo que doy, es que, al contrario de alejarnos de las diferencias, acerquémonos a aquellos que pueden ayudarnos a crecer como personas. Tal vez y encontremos a alguien más que un amigo.

En nuestras diferencias, está la riqueza y la diversidad.

Por último, solo quiero compartir que gracias a esta obra pude comprender mejor el sentir de un familiar cercano que igualmente sufre de una discapacidad auditiva. Que ignoraba cómo se sentía cuando me desesperaba tener que repetirle las cosas. Ahora ya tomo el tiempo suficiente para explicarle de nuevo lo que dije y entenderle. <<Empatía>>

También agradezco a Mornie Isil me haya prestado el manga, ya que no lo había podido conseguir en físico (tal vez pronto lo haga).

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí, disculpen por emocionarme al escribir, trato de dar claros mis mensajes, aunque luego se me vaya el hilo.

¡ANÍMENSE A LEER ESTA OBRA! Están cordialmente invitados. Y los que ya la leyeron, dejen sus comentarios. ¿Qué les pareció? ¿percibieron algo distinto? ¿recomiendan la historia?

Ah, este año se estrenó una película live action de la historia (lo acabo de descubrir). Así que no hay pretexto para no echarle un ojo para poder oír el sol. J

~Dani Chan

 

NOTAS:

*Serendipia: Descubrimiento o un hallazgo afortunado, valioso e inesperado que se produce de manera accidental o causal, o cuando se está buscando una cosa distinta. – Wikipedia.

Parte de la película Hidamari ga kikoeru


  • -

Del Ser al Cambio

Tags : 

 “… la homosexualidad en nuestro país no está prohibida ni es un tema de novedad, sino que, al contrario, desde siempre ha existido, solamente que la forma en la que se percibe va cambiando de acuerdo al tiempo y espacio en el que se maneje, llegando a ser hoy día una construcción sociocultural…” 

~ Claudia Gallardo, Lic. En Pedagogía, México

 

Un tema que con el simple hecho de mencionar la palabra, crea polémica como una nube de opiniones diferentes al respecto, tan grande y densa llega a cubrir completamente la brillantez de la belleza del ser, del amar y del sentir humano propiamente. La homosexualidad, más allá de una preferencia sexual, ha sido un movimiento social durante muchos años, que ha hecho avanzar el sentido de identidad humana, y de derechos a un punto de diversidad y contrastes.

Las artes, un refugio seguro para la expresión humana en nuestra época, donde se pueden encontrar en los estados más puros la esencia, sin prejuicios, ni razones. Sólo las expresiones.

La homosexualidad a lo largo de los años, que van más allá de la época de nuestros abuelos, se ha visto sumergida en el mar del tabú, lo prohibido, lo pervertido, lo socialmente incorrecto, lo sucio, el pecado, entre muchas otras naturalezas rechazadas, que incluso hoy en el siglo XXI siguen siendo vigentes a causa de la ignorancia, discriminación y falta de valores, así como de educación en la población global. Pero todo ello no ha sido suficiente para callar la libertad de amar y sentir entre las personas del mismo sexo, así es como el tema se fue introduciendo poco a poco entre las palabras de los autores, como fue el caso en el siglo pasado, en el año 1975  varias autores como Carlos Monsiváis y Luis González de Alba impulsaron el primer manifiesto en defensa de los homosexuales, publicado en la revista ¡Siempre! y en 1979 se organizó la primera Marcha del Orgullo Gay en la Ciudad de México. Así pues los años 70’s marcaron el comienzo del cambio de percepción de la sociedad mexicana, gracias a una mayor reivindicación y visibilidad de los autores de diversas preferencias.

Así, podemos dar una larga introducción de cientos de acontecimientos que han venido ocurriendo desde tiempo atrás sobre la lucha por los derechos y libertades de las personas, pero en esta ocasión nos centraremos en la forma de manifestación en diversos medios y como ha sido recibida en el público en diferentes presentaciones, como animación y literatura propiamente.

Adentrándonos en la literatura homoérotica, así como su presencia en diferentes escenarios que han recorrido el mundo, desde novelas ligeras, fandoms y otras clases de medios. Los géneros Yaoi y Yuri en el manga y animación japonesa, desde los años 70 donde igualmente se comenzaron a publicar diversos trabajos de esta temática, que en nuestros días habiendo sin fin de obras ya, que incluso han sido éxitos de ventas en el mercado internacional, presentan grandes avances en la libertad y una evolución en la apertura social respecto a la aceptación de este tema.

En el caso del primer género Yaoi o Shonen-ai, muestra lazos de diferentes grados entre varones, este género se encuentra tanto enfocado al público femenino como al homosexual o masculino; mientras que el segundo, Yuri, punta más a relaciones lésbicas  y que su público es minoritario y que no hay que comparar con el grado hentai enfocado principalmente para el público masculino de mayor edad.

 

Pero para no enredar los diversos términos, comenzaré a desmenuzar esto de una manera más tranquila, dejaremos de lado por ahora eso y nos enfocaremos en el género Yaoi, BL (por sus siglas en inglés Boys Love) o Shonen-ai (que es un grado de menor intensidad en expresiones románticas entre personajes, traducido como “amor de chicos”) y viendo como la figura femenina ha intervenido en la creación de esto desde hace más de 30 años, como una forma de “liberación”, además del contexto social que ha evolucionado desde entonces.

Posteriormente de las primeras publicaciones de temática homosexual en mangas, y con la explosión de dojinshi (fanzines) en la década de los 80’s, llego el auge de lo género hasta principios de los 90. Estas nuevas publicaciones se nutrieron con autoras salidas del mundo de los dojinshis, que se volvieron profesionales rápidamente, como el caso de Minami Ozaki.

Las OVAs son el formato standard en animación yaoi. Y la mayoría son de gran calidad, aunque por supuesto hay excepciones. El boom llego también en los 90, con los éxitos de Zetsuai 1989, Enzai (1996) Fujimi Orchestra (1998) y Ai no Kusabi (1992), al ser animadas como Kaze to ki no uta en 1987.

En la actualidad, hay más de 20 revistas, dedicadas tanto a mangas como a novelas ilustradas o una combinación de ambas. Y sin fin de animaciones fuera de OVAs que han sido un éxito, pues a partir de la mayor apertura y una demanda creciente en el público, han surgido grandes historias que han llegado incluso a la pantalla grande, como es el caso de Junjou Romantica y Sekaiichi Hatsukoi de Shungiku Nakamura (nacida en 1980), que comenzaron a publicarse en el 2002 y 2007 respectivamente y que llevan más de 10 tomos y aún están en proceso de producción, además de ser animadas con más de 1 temporada cada una, diferentes OVAs especiales e incluso película.

Pero no han sido los únicos, en la última década, ya que podemos mencionar solo algunos cuantos que han tenido suerte de llegar un poco más alto al ser animados, como Gravitation (2000), Love Stage (2010), Koi suru boukun (2005), Maiden Rose (2009), Angel’s Feather (2007), Antique Bakery (2008), Close the Last Door (2007), Gakuen Heaven (2006), Ikoku irokoi Romantan (2007), Kirepapa (2008), Loveless (2005), Okane ga nai (2007), entre cientos y cientos de otros que no han sido por desgracia animados,  pero que sin duda hacen de la lista algo realmente inconmensurable al adentrarse en el género recientemente, pues con la llegada de nuevas tecnologías, medios de distribución, publicación y comunicación, pueden llegar a nuestro alcance incluso del otro lado del mundo, lanzamientos directos.

Sin mencionar los géneros que igualmente son predilectos entre el público femenino, como el Bi- Shonen (chicos atractivos),  novelas visuales y ligeras, etc. que claramente se han ido acrecentando debido a la mayor producción de historias de todo tipo desde lo que va del género suave, hasta el harem y otome propiamente, que incluso aunque no sean exactamente del género, son transformadas por la audiencia, como el caso de Hetalia, Kuroshitsuji (que aunque la autora lo haya hecho originalmente yaoi, fue editado porque se pensaba que no iba a tener popularidad), Tsubasa Chronicle, Uta no prince sama, entre muchos otros igual, que parten de las novelas ligeras o mangas Shonen (enfocados en acción y aventura para varones) principalmente.

Ahora hablemos de la figura femenina ante el género y su “liberación”, por muchos siglos se ha visto encerrada la mujer en el mundo masculino, haciendo de la sexualidad algo propio de los hombres, machos y dueños del placer, disfrutando únicamente ellos y moldeando sus fantasía, mientras que una mujer en una época que apenas se le deba derecho a la educación o sufragio, era no más que un objeto del deseo varonil. Relaciones entre dos chicas es algo muy atractivo visto por un hombre se  suele sentirse más macho que nunca. A causa de, la sabiduría popular afirma que las mujeres no tienen ningún problema en un acto sexual, pero que un hombre no puede hacer lo mismo con otro hombre sin dejar de ser un hombre de verdad. Y esto a razón de la educación machista, preferencial y  considerada anticuada actualmente en la sociedad.

Ahora es cuando el Yaoi entra en escena, el género hecho inicialmente de mujeres para mujeres se abre paso entre la industria, y se observa una relación sexual en la que no hay “cuerpos femeninos explotados”, sino cuerpos masculinos hermosos que se dan placer. Y podría añadirse que gracias al género la mujer conoce mejor el cuerpo del hombre, y su sexualidad.  Por otra parte se ha elevado a la categoría de público y de mercado a las mujeres, donde se establece una relación entre autoras y fans, creando oferta y demanda y fortaleciendo la industria del género. Aunque es cierto que algunos autores Yaoi son hombres, y muchas producciones están realizadas por ellos, la audiencia sigue siendo mayoritariamente femenina. Es importante subrayar el creciente número de homosexuales seguidores, aunque la industria Gay difiere mucho de la Yaoi en forma y contenido.

En fin, desde el vamos hasta los comienzos del género y la expresión, existen sin fin de opciones de todos los gustos para encontrar material de temática homosexual en diversas series, animaciones, películas, mangas y comics, así como trabajos literarios, tanto en obras orientales como occidentales. Todo envuelto en un mundo de fanatismo y gustos por los trabajos que no solo llevan a relaciones sexuales entre individuos marcados por fetiches, prejuicios y dogmas sociales, sino que hacen de la homosexualidad ver algo natural, algo que es visto ante el espectador de la misma manera que lo vería una persona frente a una pareja heterosexual, dejando a un lado el tabú de lo prohibido y simplemente disfrutando del amor humano.

De la misma manera en que se vería una pareja de heterosexuales en una película romántica, con familia, con emociones, con problemas, con vivencias, con sentimientos, con aventuras, con amor, así es igualmente visto ante muchos la homosexualidad, que afortunadamente son más cada día, dejando de lado la ignorancia, prejuicio, religión y morbo, simplemente viendo una manera de amar más humana, e incluso más pura y sincera que la  de otros diferentes.

Para finalizar, no es el hecho de ver a la homosexualidad como “una diferencia tolerada”, sino como algo extremadamente natural. Como muchos personajes, entre activistas, periodistas, sociólogos, protestantes por los derechos humanos, ya lo han dicho.

Cada día se abre paso en la sociedad, en leyes de protección, igualdad y reconocimiento, valores de aceptación, tolerancia, igualdad y respeto, la homosexualidad gracias a la evolución de las conciencias humanas por medio de obras y expresiones de todo tipo, que llegan a marcar la diferencia incluso de una época, como la contemporánea.

“… dentro del artículo 1o de la Carta Magna así como en la ley federal para prevenir y erradicar la discriminación, está contemplado el hecho de que la comunidad homosexual es un grupo vulnerable y por eso mismo es necesario que, desde el punto de vista jurídico, se marquen ciertas especificaciones para evitar su discriminación…”

 

~Dani Chan


Idiomas

Búsqueda

Conectarse con Facebook:

¡Nos encanta leer tus comentarios!

Carrito

Inline
Comprador local
Inline
Comprador local